miércoles, 8 de marzo de 2017

El guardián invisible (2017) de Fernando González Molina

El guardián invisible marta etura la pelicula dolores redondo cartel
Vía: Filmaffinity
Como ya he comentado en más de una ocasión, el marco donde se sitúan las historias es clave para que un producto poco original encuentre su hueco, convirtiendo algo sobado en todo un descubrimiento cinematográfico. El lugar donde acontecen los hechos es tan importante que puede definir personajes y tramas. Una buena película no puede pasar por alto este punto. El guardián invisible encuentra su mejor baza en esto mismo. Un género habitual en superproducciones de Hollywood: el psicothriller tiene una estructura muy marcada que hace que todo funcione a las mil maravillas. Así que la ventaja de inicio con la que cuenta la película para funcionar en taquilla es el empleo de la localidad navarra donde se enmarca, así como el juego de contrastes con un ambiente muy bien definido (dado que la mitología vasca juega un papel fundamental) en la cinta de Fernando González Molina.


El personaje de Amaia Salazar se tiene que enfrentar a su pasado para resolver un caso de asesinato. Su vuelta a España tras su paso por el FBI le traerá problemas con sus compañeros de curro, sus antiguos vecinos y sobretodo con su familia. Marta Etura encaja a la perfección y defiende con entereza uno de los roles femeninos más importantes de la filmografía española de los últimos años. Una actriz que no tiene que demostrar nada a estas alturas y que da todo en una película que descansa sobre sus hombros.

El guardián invisible marta etura la pelicula dolores redondo cartel fernando gonzalez molina

Cuando nos enteramos de la adaptación de las exitosas novelas de Dolores Redondo, no pensamos hasta que punto iba a funcionar un film como este. Pero el triunfo ha sido palpable desde la primera escena. Los ambientes descritos en los libros casan a la perfección con la sobria puesta en escena de González Molina. Un ambiente sombrío y psicológico, con momentos cargados de tensión gracias a que todos los elementos están tan cuidados. No hay sorpresas pero te mantienen con la atención durante todo el metraje.


En definitiva, son de agradecer estas propuestas de género, sirven para ampliar el mapa de la cinematografía española que año tras año va mejorando. Por calidad técnica, artística y que por fin busca al espectador, sin que para ello tenga que vender un producto inteligente. Esperemos que esta cinta abra las puertas a la realización de los demás libros de la trilogía y que sirva de punta de lanza para un nuevo año de cine español de calidad.

No hay comentarios :

Publicar un comentario