viernes, 11 de marzo de 2016

Narcos (2015). Primera temporada


¡Menudo sorpresa nos hemos llevado con esta serie!. Su fama era mayúscula a pesar de lo cual acudiamos excepticos a su visionados y la verdad sea dicha, la propuesta es una de las más valiente de la historia de la televisión moderna. Un drama criminal con grandes dosis de documento histórico sobre el narcotraficante Pablo Escobar. Es un gran ejemplo de como abordar una historia de un personaje tan popular sin caer en las zonas comunones de los clásicos biopics. Aplaudimos esta propuesta y desde ya, para este blog es considerada la mejor serie de 2015 sin ninguna duda (lo sentimos HBO).


Desde el capitulo piloto nos sumergimos en esta profunda y compleja historia, que no solo retrata a un personaje si no a una época y un país. Elementos claves y definitorios para describir a Escobar y cada uno de los personajes, en una formas de acercarnos a hechos reales de una manera muy interesante, haciendo que el espectador no se separe de la historia en ningún momento. Poder dedicar su tiempo a todos los prismas que le definen y no solo quedarse con lo superficial, si no que nos enseña todo el ambiente que le rodea, el mundo de las drogas, la politica, la sociedad. Todo forma parte de esta serie.


Al principio, con el episodio piloto, te puedes sentir confundido, no sabes a que esta jugando el relato, pero es un prologo a la historia, una hora de presentación de los personajes y del macrocosmos donde nos estamos introduciendo. Lo mejor de todo, es que a pesar de esto, el ritmo es endiablado. A nivel logístico no podemos imaginar el derroche de medios que se necesitan para rodar algo tan elíptico y con tantas localizaciones distintas. Pero una vez, que se asienta la serie, el ritmo no decae. Es frenética, no para de contar y contar, solo hay algunas escenas más o menos reposadas pero el resto es un thriller humanista donde el bien y el mal tienen cabida en un infierno terrenal como fue la Colombia de la época con esa lucha entre los narcos y la autoridades del país (con la DEA de por medio, como no).

Un elemento clave para toda serie, es su punto de vista y aquí la narración y voz en off corre a cargo del presunto protagonista, el agente de la DEA Steve Murphy. Un estadounidense que decidir irse a Colombia para acabar con el cárter de Medellín, algo que le hará replantear su propia manera de actuar y ver la vida con otros ojos. Su lucha por eliminar las drogas va paralela a la ascensión de Escobar a nivel social. Un juego de contrastes bastante interesante para el espectador.


En conclusión, una historia que todos conocemos pero contada con muchísimo gusto, que te mantendrá atrapado en una trama policiaca que será la escusa para el retrato social, con unos personajes muy interesantes además de una fractura espectacular gracias a los grandes directores de los diez episodios que componen la temporada. No hay escusa, tienes que ver Narcos. Asignatura obligatoria.

No hay comentarios :

Publicar un comentario