lunes, 7 de marzo de 2016

Cien años de perdón (2016) de Daniel Calparsoro

Cien años de perdón bancos película robos

Como ya hemos comentado con anterioridad, el cine español está aprovechando la situación de nuestro país para nutrir sus ficciones, dándole un toque actual que consigue el interés del espectador medio. En el caso que nos ocupa, la cinta de Calparsoro es un ejemplo perfecto de ello. Un thriller sobre un atraco a un importante banco en Valencia, que tiene mucho contenido de este tipo, centrado en un retrato de la política y la sociedad de nuestros días que no dejará indiferente a nadie. Quizás, esta especie de subgénero (con Tarde de perros como punta de lanza) pueda parecer manido pero la película sabe virar con otra trama que subyace del robo y que en su título tiene su mayor baza.


Daniel Calparsoro se puede considerar uno de los directores patrios con mejor conocimiento de los mecanismo del cine palomitero en el sentido estadounidense de la palabra. Teniendo una puesta en escena nada desdeñable con un dominio del ritmo y con secuencias de acción rodadas con mucho oficio. Sin duda, esta película para él es un juguete en manos de un niño. Posee un control total de la puesta en escena y que a pesar de los referentes con los que se mueve, se disfruta como una propuesta totalmente fresca. Quizás en nuestra cinematografía no se encuentran muchos títulos de este tipo, lo cual facilita un poco la causa.


Cien años de perdón cine español



A pesar de todo un reparto de caras conocidas como Luis Tosar, Raúl Arévalo, Luis Callejo o Jose Coronado, no es si no Rodrigo de la Serna quien se lleva el gato al agua, con una interpretación soberbia, dando vida a El uruguayo, un personaje difícil. El líder  de la banda de atracadores, un hombre de caracter fuerte pero con sus inseguridades y sus dudas, que según el guión puede que sea el personaje mejor desarrollado de la película, a pesar que el Gallego de Luis Tosar es quien vende la película (según Mediaset, claro).


En conclusión, Cien años de perdón nos trae a nuestro país una cinta espectacular de las que no estamos acostumbrados a ver, jugando con las claves de un género muy hollywoodiense pero añadiendole contenido y personajes con el que nos sentimos muy identificados (la crisis actual, los corruptos y todas esas afecciones nacionales). Una película muy bien dirigida e interpretada que tiene todo los elementos para llevarse una buena recaudación de taquilla.
 

No hay comentarios :

Publicar un comentario