viernes, 26 de febrero de 2016

Tenemos que hablar (2016) de David Serrano

Tenemos que hablar David Serrano Hugo Silva Jenner

Las comedias sobre la actualidad de nuestro país están en auge y Tenemos que hablar es un buen ejemplo de ello. La premisa es muy efectiva, sirviéndose de tan celebre frase que todos hemos sentido en nuestras carnes como punto de partida, para así generar una comedia de enrredos con la crisis como telón de fondo. Trazando una historia de amor, amistad y mentiras con unos personajes que tienen toda la empatía del espectador, una baza buscada desde su guión y cuyo proposito es asaltar la taquilla española.


Nuria va a casarse y necesita decirselo a Jorge, su ex. Un tipo que por sus malas decisiones económicas ha terminado perdiendo su trabajo y llevando a la familia de Nuria a la bancarrota. Deprimido, no hace otra cosa que buscar trabajo mientras utiliza su piso como un hostal para extranjeros siendo su mayor conflicto el sentir que todavía está enamorado de ella. Como Nuria no quiere terminar de hundirle conociendo su situación, decide trazar un plan para intentar conseguir animar a Jorge para luego, intentar que firme los papeles del divorcio. Todo este lío generará unas situaciones cargadas de humor que haran desternillarse de risa al espectador.

 
Lo que más luce de esta película es sin duda su reparto. La pareja protagonista, formada por Michelle Jenner y Hugo Silva, vuelve a universe después de Los hombres de Paco. Su química está más que probada y la comedía esta servida gracias a unas interpretaciones que no abusan de la caricatura, jugando con la naturalidad y sin forzar la carcajada. Pero esto no se podría conseguir durante los 90 minutos que dura la película, si no fuera por una galería de secundarios de altura, que sirven para que la cinta no decaíga en ningún momento, con pequeñas aportaciones memorables y gags buenísimos. Ellos son Verónica Forqué, Belén Cuesta, Óscar Ladoire y Ernesto Sevilla en su primer rol importante en el cine.



Al mando del proyecto se encuentra David Serrano, un gran director de teatro y conocido en cine por el gran público gracias a otra comedia de éxito como es Días de fútbol. Sin duda, sabe como moverse en este género, jugando con la comicidad de los personajes a pesar de que la historia que subyace es de lo más trágica. Pero no es de él todo el mérito, el texto  está escrito a cuatro manos junto a Diego San Joséconocido por sus guiones para Ocho apellidos vascos o Pagafantas, todo un experto de los mecanismos narrativos para crear humor.


En realidad estamos ante una comedia que no parece una comedia, pero no te preocupes, te hará reír y mucho. Pasarás un rato divertido, recordando el lado bueno de las cosas gracias a unos personajes en los que verte reflejados, porque a todos nos han dicho alguna vez "Tenemos que hablar".

2 comentarios :

  1. Jo, ¡cómo me gustó esta película! Por gustar, me gusta hasta el "Tenemos que hablar". Muy divertida, la fui a ver de nuevo al poco tiempo de lo que me encantó!

    ResponderEliminar
  2. Es un gustazo. Este tipo de películas funcionan muy bien. Me quedé con las ganas de ver Embarazados. Seguro que también mola.

    ResponderEliminar