lunes, 11 de enero de 2016

Star Wars: El despertar de la Fuerza (2015) de J.J. Abrams


star wars el despertar de la fuerza cartel


La tarea de hacer una valoración fuera del hype creado por esta película es difícil de controlar. Ignorar la euforia o el odio que pueda generar esta obra, obviando los precedentes y verla solo como lo que es: una película de aventuras en una galaxia muy, muy lejana es imposible. Star Wars va más allá de eso, es un icono pop intergeneracional indiscutible, y en el caso de este nuevo episodio, su director J.J. Abrams se ha esmerado en recordarnos como el universo de George Lucas ha significado mucho para tantas personas desde su estreno en 1977. Por ello, la cinta tiene tanto aire retro, está retratada con nostalgia y sobretodo, desprendiendo mucho amor por la trilogía original de la saga galáctica por excelencia. Lo que no nos sorprende conociendo a Abrams, ya que todos estos factores son fundamentales en su cine (cargado de revitalizar sagas millonarias por cierto), algo que como fans ya apreciamos desde su primer avance: un uso menos exacerbado de los efectos especiales, el clasicismo de los encuadres, la banda sonora o las coreografías de las luchas son elementos definitorios para esta propuesta.


star wars despertar de la fuerza vader
Vía: www.lacasadeel.net

Digamos que se podría denominar a El despertar de la fuerza como un reboot moderno del episodio IV, contando no solo con una misma estructura sino calcando prácticamente secuencias, personajes, etc. Así fácilmente encuentra la comodidad del espectador, demasiado el homenaje en este punto pero entendemos que buscando una estrategia de cara al espectador más ortodoxo, algo que parece que ha funcionado a las mil maravillas. Un lugar común y reconocible. Nadie protesta. Todos flipamos cuando vemos volar de nuevo al Halcón Milenario, ¿no?


Uno de los grandes aciertos de la película es cargar todo el peso en los nuevos personajes quedando relegados a secundarios de lujo los personajes clásicos como Leia, Han Solo, R2D2 y cía. Entre ellos destacamos a Rey, la verdadera protagonista de la cinta, una joven que vive en el desértico planeta  de Jakku y que gracias a su gran fortaleza consigue sobrevivir en unas condiciones hostiles. Interpretada por Daisy Ridley, este personaje irradia carisma y emoción por los cuatro costados con una química perfecta con Finn, su partenaire en la película interpretado pr John Boyega y que junto a BB8, una R2D2 versión balón de futbol, funcionan perfectamente como este nuevo grupo rebelde.


Pero para que una película de este corte funcione, necesita de una amenaza, un gran villano que ponga contra las cuerdas a nuestros protagonistas y teniendo encuentra la alargada sobra de Darth Vader la cosa no era fácil, por lo que J.J. Abrams opta de nuevo por la nostalgia con un personaje que nos es familiar, con muchos rasgos comunes con el padre de Luke Skywalker pero con elementos que lo hacen único. Kylo Ren por méritos propios consige tener entidad propia, aportando Adam Driver una de las mejores interpretaciones de la cinta. Todo un mérito.


star wars rey el despetar de la fuerza bb8
Vía: es.gizmodo.com

Estamos ante una aventura trepidante cargada de escenas de acción y con unos toques de humor que hacen que sus dos horas pasen en un suspiro gracias al buen hacer de Abrams, dominando el ritmo en todo momento para hacernos vivir un carrusel de emociones que nos tendrán con la boca abierta. Una propuesta complicada por el material que estaba en sus manos, pero que salda con nota. Siendo este un nuevo amanecer para la franquicia, que a partir de ahora nos promete nuevas dosis de Star Wars los próximos años y eso, siempre mola.

No hay comentarios :

Publicar un comentario