miércoles, 17 de junio de 2015

Vale (2015) de Alejandro Amenábar

corto vale amenabar estrella

Cuando la ficción y la publicidad se dan la mano pueden salir cosas muy interesantes, sobretodo si se juntan marcas de peso con grandes cineastas con libertad creativa. El mejor ejemplo de ello fue Clave reserva, un cortometraje dirigido por Martin Scorsese para Freixenet, utilizando la famosa marca de cava como pretexto para hacer un homenaje al maestro Hitchcock, un trabajo de gran calidad técnica que contaba una historia que te atrapaba y donde el producto ocupaba un lugar en la historia. Ahora Alejandro Amenábar y Estrella Damm se juntan para presentarnos Vale.

Durante estos últimos días en la televisión nos han bombardeado con unas pocas imágenes del cortometraje, siendo el lunes 15 de junio la fecha oficial del estreno. Una propuesta bastante interesante viendo los participantes en el proyecto, encabezado por la joven promesa de Hollywood Dakota Johnson —muy de moda por protagonizar 50 sombras de Grey— y nuestro Quim Gutierrez. El resto del reparto lo componen intérpretes de la talla de Carles Francino y Natalia Tena, casi nada.

El oscarizado director se encarga de contarnos la historia de Rachel (Dakota Johnson), una turista que llega a España y conoce a un grupo de veraneantes con los que traba amistad. Victor (Quim Gutierrez) intentará acercarse a ella por todos los medios pero su escaso conocimiento del idioma de Shakepeare creará más de una situación cómica, viendo todos sus esfuerzos truncados por hacerse entender con la atractiva norteamericana. Más allá de esto, la cómedia romántica no da mucho más de sí, parece una historia más ocupada en transmitir los sentimientos y las emociones de anteriores anuncios de la famosa cerveza catalana: playas, hogueras, amistad y música todo ello muy (citando su eslogan) Mediterráneamente.

El reto de este tipo de proyecto es poder compaginar la historia con la venta de un producto y en este caso falla estrepitosamente. Las menciones a la marca son directas y cada vez que escuchamos que uno de los protagonistas se pide una Estrella, nos sentimos casi ofendidos con un mensaje tan obvio. Ya nos queda suficientemente claro que a la gente joven que esta de vacaciones en Ibiza le encanta su marca de cerveza.

De lo que no se puede dudar en ningún momento es de la factura técnica del corto, con unos planos, movimientos de cámara y montaje muy precisos además de unas interpretaciones que dan la frescura necesaria para la historia que están contando, aderezadas por la canción-leiv motiv Our place, interpretada por Maia Vidal.

Por lo tanto, el resultado es en parte decepcionante, tanto por el proyecto en sí como por el equipo que lo compone. Se les puede pedir más. No hace falta que sea una historia complicada, ni que juegue a comedia ligera pero que busque algo más, su claro mensaje infantiliza la historia, otra película protagonizada por Quim Guterrez llamada Primos, ya contaba todo esto y mucho más, sin ser un pretexto de nada y funcionaba a las mil maravillas. 

Pero por lo menos, todo esto nos sirve como una pequeña dosis de Amenábar—quien no trabaja desde aquel videoclip de las Nancys Rubias allá por el 2013— mientras esperamos con ansia a la llegada de Regresión, su vuelta al terror.

No hay comentarios :

Publicar un comentario