martes, 14 de octubre de 2014

Cinco claves de la última edición del Festival de Sitges


Ay Sitges... bendito festival allí donde los haya. Un auténtico templo donde los cinéfilos y cinéfagos más desprestigiados se reúnen una vez al año en la bella localidad costera catalana que le presta su nombre para disfrutar de las mejores propuestas del género rey: el fantástico. 

Si bien es cierto que con el paso de los años el festival se ha ido gafapasteando haciendo incomprensibles selecciones de films o incluso dando por ganadoras a películas que poco o nada tienen que ver con el cine de terror o fantástico. Justo esta última edición, la 47ª ni más ni menos, que apenas hace dos días que nos ha dejado, ha servido para rememorar y volver a incluir, casi en su totalidad, una programación más que digna en el festival. 

El flamante creador de este espacio web se ha interesado por la naturaleza del festival y aprovechando que uno de sus esbirros (yo) acudió al mismo, me invitó muy amablemente a daros a conocer las cinco claves (según yo) de la última edición. Ahí van:

1. Suculenta mezcla de cine comercial e independiente

Por que no tienen por que estar reñidos. Puede que Sitges sea uno de los festivales donde mejor se vea este contraste y este año no ha podido ser menos. Con propuestas mainstreams como "Rec 4" o "Autómata" a cintas totalmente independientes o solo aptas para paladares exquisitos como "Zombeavers" o "I Survived a Zombie Holocaust" habiendo también espacio para las medias tintas, véase "The Babadook". Otro de los alicientes es que podemos degustar cintas de casi todas las nacionalidades y por 
consiguiente hacer placenteros descubrimientos patrios.



                               




2. Sesiones Gratuitas

La sección "Brigadoon", una a las que más culto se les rinde en el festival, ofrece durante la semana varias proyecciones de carácter gratuito, con películas curiosas y en las que se respira un ambientazo de devoción por el fantástico. Sesiones totalmente recomendables y una gran iniciativa para que todos se diviertan casi en familia.




3. Cortometajes


Que a nadie se le olvide que para que el festival y el género tengan futuro y sigan creciendo tienen que seguir saliendo realizadores con talento y ganas. En Sitges se les ofrece la oportunidad a varios de poder presentar en sociedad su proyecto y que sea visto en un lugar privilegiado. Propuesta totalmente de agradecer.






4. Actividades Paralelas

Y no todo iban a ser proyecciones. Sitges da la oportunidad de acudir a eventos, que siempre relacionados con el cine del festival, suponen un amable entretenimiento. Master clases de grandes personalidades, exposiciones o presentaciones de libros e incluso desfiles zombie son solo algunos de los ejemplos a los que poder acudir para tomarse un descanso de la gran pantalla sin llegar a desconectar del fantástico mundo del festival.





5. Ambiente

Por último y casi lo mas obligado en un festival y que por desgracia no todos lo tienen, es el buen ambiente, el respeto y la cordialidad entre los asistentes, organizadores, realizadores, invitados y colaboradores. Y de esto amigos, el festival de Sitges va sobrado. 



No lo duden señores, si son asiduos del festival no dejen de serlo y sino, no dejen de darle una oportunidad. Experiencia a la que acceder, como mínimo, una vez en la vida.





No hay comentarios :

Publicar un comentario