sábado, 1 de noviembre de 2014

Comic: Ojo de Halcón - Seis dias en la vida de...



Puede, solo puede que llegue un poco tarde para reseñar el arranque del mejor Ojo de Halcón/Clint Barton de mano de las mentes de Matt Fraction y David Aja (además de la colaboración puntual de Javier Pulido). Sobretodo porque en España vamos por el segundo tomo, pero debido a su lento ritmo de publicación podré estar a la altura del reto de cubrir la serie (o más me vale).

Así, a primera vista lo realmente destacable es el título de la serie que se descubre como un elemento clave. No por ser la aventura en solitario del arquero marvelita sino porque realmente no trata del superheroe en cuestión sino del hombre que hay tras la máscara: Clint Barton, un personaje de la calle que poco o nada tiene que ver con su alterego vengador.
Apenas en un par de viñetas tiene su traje y el arco se limita a momentos concretos donde prima la acción. Incluso se parodia a sí mismo con momentos delirantes donde reside el mayor acierto de la serie, desmitificando el concepto de superheroe sobretodo teniendo claro que él no tiene ninguna cualidad excepcional salvo la puntería. Esto quizás este llevado al extremo convirtiendo a nuestro protagonista en todo un "looser" dandole una peliza si y otra también número tras número, y no se enfrenta precisamente a Skrulls sino a delincuentes de tres al cuarto con cierto acento extranjero y un gusto cuestionable por el chandal Adidas, algo raro para alguien que ha luchado contra Galactus y otras amenazas a nivel interplanetario. Pero este no es ese personaje. A pesar de todo el bueno de Clint cuenta con nuestra simpatía ya que le vemos esforzarse en su batalla diaria con lo cotidiano, una persona de a pie, con los mismos problemas que nosotros (marca de la casa en Marvel desde tiempos de Stan Lee).

La primera viñeta de Hawkeye #1 USA

El estilo de la colección queda marcado a fuego desde la primera página:
Nos encontramos a Ojo de halcón cayendo de un edificio en postura heróica, en una acción vista miles de veces en otros comics de superheroes pero con la salvedad de que al no conseguir sujetarse a ningun resquicio del edificio cae al vacío, chocando estrepitosamente sobre un coche y terminando varios meses hospitalizado. Dejando clara la premisa: Clint es un hombre de carne y hueso.

Y como toda persona corriente no se encuentra nunca del todo solo, todo lo contrario (y más viviendo en Nueva York). Tiene todo un elenco de secundarios de lujo, desde la genial compañera de aventuras Kate Bishop proveniente de Los jovenes vengadores, pasando por sus divertidos y variopintos compañeros de edificio además de importantes cameos de Nick Furia y Tony Stark. Mención aparte se merece su mascota, Fortu. Un perro amante de las pizzas que es ayudado por Clint y que sirve para abrir el excelente primer número de la serie.

Se puede decir que se está convirtiendo en una "moda" este tipo de propuestas, a raíz de los frutos sembrados por el Daredevil de Mark Waid. Descubriendo el lado más simpático de los heroes primando la luz sobre la oscuridad. Quitandole carga dramática y mostrando una vertiente que hace que el lector disfrute de una lectura amable y que no le genere excesivo poso. Ejemplos como la nueva colección de Hulka o los FF del propio Fraction dan testimonio de esta vertiente que está funcionando tan bien en el mainstream comiquero. De todas formas no hay que desdeñar el sentido lúdico de la propuesta pero también es verdad que este es solo el arranque de la colección, veremos en que derroteros andara nuestro arquero favorito aunque ahí queda un ligero atisbo de su cruzada contra el mal a modo de mapa con las misiones a cumplir.

A pesar de todo, no nos olvidemos que estamos ante una serie de Marvel que sabe discurrir de forma fresca e innovadora por un género como este,(bastante estancado por cierto) jugando con conceptos como la sitcom, los videos juegos, aventuras y sustentado en la carisma de su protagonista, a pesar de no ser el Ojo de Halcón que ya conocemos pero que no echamos de menos.  

En definitiva un comic muy bien narrado gracias a un Aja sobradísimo, que juega mucho con los diseños de página nunca visto en comics de corte superheroico. Donde la historia queda eclipsada por la manera de contar del dibujante español. Algo parecido pasa pero en menor medida con los números dibujados por Javier Pulido.



Una serie de gran éxito que esperemos que aguante a su equipo creativo porque son los que sostienen el proyecto con su creatividad y buen hacer, dejando claro que esta arriesgada propuesta da en el blanco con un tiro certero.

2 comentarios :